La importancia de entender que un padre no nace, se hace

“Se cuenta una historia de Mr. Brown, un hombre que realmente quería a todos los niños de sus vecinos. Tenía la reputación de ser muy amable con todos los muchachos.

Un día, Mr. Brown puso una nueva capa de cemento en la entrada del garaje en su jardín.

. Al oscurecer, unos cuantos chicos traviesos pasaron por allí y pusieron las huellas de sus zapatos en el cemento, además de una cuantas letras.

A la mañana siguiente, cuando descubrió la fechoría, Mr. Brown se pu so hecho una fiera. La cara se le enrojeció de cólera. Comenzó a gritar y a lanzar toda clase de amenazas por las casas de los alrededores, hasta dar todo un espectáculo.

Los vecinos de Mr. Brown se quedaron sorprendidos de aquel repentino estallido de mal humor. Parecía algo fuera de lugar para el carácter de un hombre que tanto amaba a los niños. Finalmente, alguien se atrevió a preguntarle por la razón de su cólera. El vecino, le dijo: “Pensé que amaba usted a todos los chicos ¿Por qué se ha puesto tan irritado repentinamente? Mr. Brown pensó unos momentos y replico: “Yo los quiero de una forma abstracta, pero no concreta”

La moraleja de esta historia puede también aplicarse a toda la ayuda que recibimos de libros destinados a la educación de los niños. Una cosa es leer alguna teoría abstracta. Pero otra y muy diferente, es hacer algunas aplicaciones concretas.

Educar a nuestros niños requiere un cierto y cuidadoso planeamiento. También requiere practica constante.

A través de un libro que encontré y otros, estaré publicando ejercicios que ayudarán a comprender a los niños y aprender paso a paso la forma de cambiar la conducta de nuestros hijos.

Juntos podremos ver los cambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *